En Paisajismo PIA partimos de la base de que todos los jardines minimalistas tienen en común que cumplen con la máxima de que menos, es más, lo que significa que los materiales, plantas y elementos que se utilicen para crearlo deben ser los menos posibles, procurando una armonía entre ellos que ofrezca una imagen bella y agradable sin elementos estridentes.


Este estilo está muy de moda porque permite crear espacios espectaculares pero sencillos, ofrecen una estética muy actual capaz de combinar con el estilo del inmueble, ya se trate de una edificación más clásica o moderna.

jardin minimalista en Madrid

  1. Es primordial estudiar muy bien el espacio disponible, ya se trate de un terreno o una terraza. Esto permite ver las posibilidades que ofrecen en cuanto a crear diferentes ambientes o zonas: comedor, relax, zona de estar, solárium, baño, etcétera.
  2. Los materiales cobran una gran importancia ya que deben ser pocos y sin muchos ornamentos, que combinen por sus texturas, colores y formas, a ser posible, estas últimas rectas y sencillas para lograr la armonía deseada.
  3. También hay que reducir los colores que se utilicen, intentando que estén todos en la misma gama con el fin de evitar que destaquen unos elementos sobre otros. El color por excelencia en los jardines minimalistas es el blanco, que combina perfectamente con la madera, el hormigón o el metal, que son los materiales por excelencia para delimitar las zonas y aportar mobiliario al espacio.
  4. El tipo de plantas está muy condicionado por los colores antes mencionados, por eso recomendamos la utilización de plantas con el mismo tono de verde, a ser posible, que se mantenga durante todo el año. Las flores también deben ser de un color similar, aportando variedad incluyendo diferentes tipos, pero todas blancas normalmente, aunque también se puede optar por otros colores como el rojo.
  5. La iluminación ayuda notablemente a crear el ambiente deseado, por eso es aconsejable contar con expertos que diseñen propuestas de luz indirecta para la noche, así como una mayor iluminación en las zonas en las que es necesario, como puede ser la de comedor.
  6. Los elementos decorativos y el mobiliario deben respetar las claves antes mencionadas, tanto en sus líneas rectas y sencillas, como en los colores y los materiales utilizados. El agua es muy relajante y aporta movimiento, esto hace que poner una fuente siempre sea una gran idea.