Si visitas con frecuencia nuestra web y nuestras redes sociales, seguro que ya te has dejado atrapar por las fotos de jardines con piscina de algunos de los trabajos que ha firmado nuestro estudio de Paisajismo y Diseño de Jardines, Terrazas y Áticos. Proyectos de clientes que han depositado su confianza en nuestro equipo de ingenieros agrónomos y paisajistas para dar forma al jardín de sus sueños. Si ahora eres tú quien quiere dar el paso, te invitamos a leer estas propuestas para integrar tu piscina en el jardín.

Reforzar las zonas de sombra

Las tradicionales sombrillas siguen siendo una opción muy demandada para decorar espacios exteriores aunando elegancia y funcionalidad. Otra alternativa son las velas o lonas de sombra. Si te decantas por esta opción y las ubicamos en un rincón, lograremos un efecto bohemio o un chill out que darán un toque diferente y personal al conjunto, incluso cuando se trate de piscinas en jardines pequeños.

Apostar por el césped artificial

integrar tu piscina en el jardín
Si por lo que sea no quieres césped natural en el jardín donde vaya integrada tu piscina, porque por ejemplo no tengas tiempo para mantenerlo, siempre tendrás a tu disposición el artificial. Además hay pavimentos que, gracias a su formato y prestaciones antideslizantes, son perfectos para colocar alrededor de la piscina. Con una superficie rugosa y un poderoso efecto antideslizante, podemos cubrir muchos metros. La gran ventaja de esta solución es que no requiere apenas mantenimiento y se limpia fácilmente con ayuda de una manguera.

 

 

Piedras decorativas para marcar caminos

Con algunas piedras decorativas podemos crear espacios zen o bohemios o
resaltar las líneas del espacio. Si cuentas con un jardín con piscina y porche, podemos crear un camino que una ambos espacios, unificando los ambientes.

Instalar una pérgola

Las pérgolas próximas a la piscina son una buena idea para crear un espacio de
relax en el que puedes instalar mobiliario como sofás y hamacas. Podemos crear además un pequeño espacio de sombra para que se convierta en tu centro de reunión o en un cómodo comedor al aire libre.

Reforzar la vegetación alrededor de la piscina

Para crear un espacio íntimo podemos instalar una pared de bambú o una celosía con un poco de vegetación. En los alrededores de tu piscina tenemos un amplio abanico de opciones: bambú, grandes bonsáis en macetas o incluso un gran seto en uno de los laterales. Además de jardineras, podemos usar maceteros y macetas, piedras artificiales, traviesas de madera y plantas exóticas.

Iluminación eficiente

La iluminación constituye un elemento decorativo visual clave a la hora integrar tu piscina en el jardín. Una idea es colocar faroles metálicos de led en el borde de la piscina o en las esquinas, algo que invita a la relajación y al
descanso.